Head_Orte.Friedhoefe.72

“Cementerio para extranjeros Jammertal”, Salzgitter-Lebenstedt

El sitio

A partir de 1937, tras la creación del Complejo industrial “Hemann-Göring”, llegaron cada vez más personas al área de los campos de construcción. Tras el inicio de la guerra se podía contar un total de hasta 10 mil reclusos, entre ellos trabajadores forzados, prisioneros de guerra y presos de campos de concentración. El duro trabajo y las insuficientes condiciones de vida llevaron inevitablemente a una creciente tasa de defunciones.

En los primeros años todos los muertos encontraron su último lugar de descanso en los cementerios del pueblo y de la iglesia o en el cementerio Westerholz. La instauración de un cementerio central para extranjeros comenzó a principios del verano de 1943. El Complejo industrial “Hermann-Göring” puso a disposición de dicho efecto el terreno llamado Jammertal. El campo era una pequeña colina en la cual los trabajadores llevaban a tirar la tierra inservible.

El espacio del cementerio está divido por un sistema de coordenadas que incluye diversas secciones, líneas de tumbas y numeración de las mismas. Las sepulturas normalmente eran individuales y su ubicación fue registrada en fichas, gracias a lo cual hoy en día es posible localizar las tumbas. En total aproximadamente 4000 víctimas, provenientes de más de 15 naciones, fueron enterradas en la región. Hasta 1951 todos los extranjeros debieron ser sepultados en el “Cementerio para extranjeros Jammertal”.

En los años 50 varias tumbas fueron trasladadas hacia otros cementerios: algunas fueron llevadas a la patria de las víctimas, o a los campos de honor en Hannover y Hamburgo; o bien, las tumbas que estaban en pequeños cementerios en el área de Salzgitter fueron trasladadas al cementerio de Jammertal.

El diseño

En el año de 1946 cambió el aspecto del cementerio. Se construyeron caminos y en septiembre los aliados erigieron un monumento conmemorativo en el centro del terreno. Más o menos al mismo tiempo fue levantado un obelisco para las víctimas soviéticas en el borde trasero del cementerio. Un año más tarde Abt Carlotti, exprisionero del campo de concentración, consagró una cruz en recuerdo de los franceses que también fueron presos en el campo de concentración de Salzgitter y que ahí murieron. Sólo en pocas tumbas se encuentran lápidas individuales.

El diseño actual del cementerio se remonta a los años 70. En ese entonces cinco lápidas conmemorativas fueron puestas en la entrada y con esto se ordenó el acceso al cementerio. Por causas de mantenimiento todas las maracas individuales de las tumbas fueron quitadas y en su lugar, y mediante el sistema de coordenadas, se pusieron en el piso placas de metal con el nombre, el apellido, la fecha de nacimiento y defunción. Pero no para todas las tumbas, por lo cual actualmente algunas áreas del cementerio no están marcadas.

Los nombres

Gracias a la intensiva investigación se han podido comprobar algunos 4000 nombres de las víctimas. Sin embargo, no siempre es posible averiguar el registro exacto de la tumba ya que a veces faltan algunos datos personales. Entretanto los nombres de las víctimas desconocidas y/o de los niños están siendo investigados.

En noviembre del 2011, ocho atriles fueron puestos en la entrada. Junto a la información referente a la historia del sitio se encuentran cinco grandes libros de metal en los que se presentan todos los nombres de las víctimas hasta ahora conocidos. Mediante el sistema de coordenadas y un plano del cementerio los visitantes pueden encontrar la tumba que buscan.

Los nombres y fechas corresponden a las pruebas escritas en las fuentes históricas. Algunas correcciones se realizaron allí en el sitio, donde los familiares de las víctimas lo indicaron. La lista de nombres no pretende tener el total de la información. Observaciones referentes a las explicaciones o a errores son bienvenidas.

Estamos a su disposición en caso de que usted no puede encontrar un nombre o necesite más información.

⬇ Cementerio para extranjeros Jammertal